INSCRIPCION
PROGRAMA TEKAMS
coninversion - La Importancia de Forjar una Relación de Confianza con Nuestros Clientes

La Importancia de Forjar una Relación de Confianza con Nuestros Clientes

Las estrategias de email marketing son tan amplias y variopintas que a veces resulta complicado decantarnos por una (o unas) a la hora redactar y diseñar el mensaje que queremos hacer llegar a nuestros clientes, tanto potenciales como actuales.

Con el desarrollo de la web en los últimos 10 años, el usuario ha cambiado sus hábitos de consumo y, consecuentemente, la forma en la adquiere productos o servicios. Se ha vuelto escéptico ante las formas de comunicación comerciales convencionales, las cuales le interrumpían, dado que la mayoría no eran seleccionadas por él.

Hoy en día lo más importante es crear relaciones significativas, útiles y de confianza con los consumidores de forma bidireccional. Es decir, entablar vinculaciones entre la marca y el consumidor, mediante las cuales, ambos se vean beneficiados.

Por ello desde Tekams os queremos ofrecer las claves para tener una clara orientación al mercado y al cliente, crear un buen mensaje comercial, o saber cómo fidelizar a todos los clientes actuales con los que a fecha de hoy cuenta la organización, cumpliendo siempre con las expectativas de nuestro público, generando la confianza este necesita, haciéndonos un hueco a corto, medio y largo plazo en su día a día.

La confianza ha de ser la guinda de nuestro mensaje

“Puede confiar en nosotros para hacer el trabajo por usted”.

Sin duda es una frase que a muchos les parecería innecesario añadir. No estamos hablando de bien, mejor, rápido, ni siquiera lo estamos haciendo con una sonrisa. Sin embargo es sorprendente como una afirmación sumergida en una nebulosa, “puede confiar en nosotros” ha generado tantos resultados en tantas empresas.

La confianza es la base de toda relación humana, el peligro nos hace huir y no sentirnos cómodos. La empresa por ello ha de ser capaz de transmitirla y no sólo de ello, sino de crearla. No sirve de nada que implantemos un eslogan comercial “Confíe en nuestros servicios” si cuando un cliente entra por la puerta de nuestra empresa es recibido mal, le hacemos esperar mucho, no sabemos comunicarnos con el o le ofrecemos algo que no está buscando ni le interesa.

La comunicación es otra pieza clave en las relaciones humanas. Hemos de ser capaces de pasar de ser un catálogo parlante a dar lo que nos están pidiendo a gritos, aunque no nos lo digan expresamente. El cliente ha de ser escuchado, ha de recibir un asesoramiento real y orientar todos nuestros esfuerzos hacia su beneficio.

Pruébelo, funcionará. Confié en nosotros.

Demuestra a tus clientes que confías en ellos

Debemos entender al cliente y sus necesidades reales actuales. Por ello has de dirigirte con un estudio previo a las inquietudes de cada uno. No todas las personas son potenciales clientes de tu producto actualmente (aunque si pueden serlo), por ello has de dirigir tus esfuerzos hacia un segmento del mercado, susceptible de contratar tus productos o servicios, de este modo te asegurarás de no ser percibido como una interrupción para el cliente, sino que hay más probabilidades de que te reciba con los brazos abiertos.

Escribe mensajes que cumplan con el punto 1 y 2

Segmenta tu mercado y disecciónalo, de este modo podrás crear mensajes adaptados a la edad, sexo, intereses, condiciones económicas, sociales y familiares así como a la cultura y creencias de cada cliente.

No has de dirigirte igual a una chica de veinte años que a un hombre de cincuenta, ya que probablemente los intereses de cada uno y las condiciones económicas, sociales y familiares no sean en absoluto equiparables, por ello cada uno ha de recibir información distinta de nosotros, de nuestra empresa.

¿Qué consigue mi empresa con ello?

Las organizaciones con un alto nivel de orientación al mercado obtienen siempre mejores resultados. Sus clientes acaban mostrando satisfacción y lealtad hacia ellos y hacia la marca, además este tipo de organizaciones son más innovadoras.

El razonamiento es muy sencillo. Si tu empresa aprende de las necesidades actuales y futuras de todos sus clientes tiene una mejor comprensión de los productos que puede desarrollar. En base a constantes feedbacks y estudios puede además llegar a sorprender con el desarrollo de productos que llenen espacios vacíos, los cuales no han sido ocupados por la competencia. Este tipo de productos serán más exitosos y tendrán además una demanda mayor.

El compromiso que además generamos en la propia empresa, de manera interna, con todos sus trabajadores, es mayor, ya que habrá menos conflictos y unos niveles más altos de trabajo en equipo.

Aprende del mercado y de tus clientes en la IV Capacitación Comercial de Tekams

Y sobre todo ¡cuida, valora e investiga a tus clientes!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn
No Comments

Post A Comment